Etiquetas

, , ,

Nerd style

El término Nerd empieza a usarse en los años 70, de la mano del filósofo Timothy Charles Paul, que la usó para describir un estereotipo de persona inteligente pero con reducidas habilidades sociales y por lo que suele ser objeto de burla. Más tarde, el concepto de Nerd fue llevado a la pantalla y explotado en la comedia Revenge of the Nerds, de Jeff Kanew (1984).

Seguramente todos en algún momento hayamos conocido a un Nerd, o tal vez incluso hayamos compartido su estilo. Lo cierto es que todos sabemos perfectamente de qué estamos hablando y, como todo, tenemos una opinión forjada al respecto y aún así no deja de sorprendernos cada vez que vemos a alguien vestir con este estilo.

Pero no nos confundamos. El estilo Nerd se ha puesto de moda, como se ponen de moda unos pantalones extravagantes o el tejido Príncipe de Gales, sin que ello convierta a la persona en un auténtico Nerd. Entonces, ¿qué le vemos a esta forma de vestir que ha causado tanto furor? ¿Por qué vestir imitando a un colectivo que hasta hace muy poco era objeto de burlas y de marginaciones? Sin duda sería un buen tema para la tesis de un psicólogo, pero no para este blog.

nerd

¿Cómo es el vestuario de un Nerd?

A diferencia de lo que muchos pensaréis, escoger el vestuario apropiado no resulta tan fácil como parece. Hay que entender cómo ven ellos las diversas prendas de vestir y el grado de importancia que le dan al que ha supuesto el mayor negocio de la historia, la moda.

1-      Funcionalidad. Para un auténtico Nerd una camisa cubre la parte superior del cuerpo como unos pantalones cubren la parte inferior. La prendas serán siempre elegantes, eso sí, pero no por ello deben combinar exactamente tal y como “no sé quién” acordara en su día. El contenido de su armario cabe perfectamente en una única maleta y generalmente no recuerdan dónde ni por cuánto compraron sus últimas prendas.

2-      Todo lo atractivo para la mayoría es vanidad para el Nerd. Un corte de pelo simple es más que suficiente para ellos. Se desentienden de las nuevas tendencias, lo que para muchos es casi como una religión y prefieren asistir a una conferencia de física que a un evento de moda. No los veremos ni con piercings ni con tatuajes, pues no cumplen ninguna función más allá de la propia estética.

3-      Camisas y jerséis. Nada de camisetas de ningún tipo. Lo que pretende el auténtico Nerd es siempre causar buena impresión allí donde le interesa forjarse un buen nombre: universidades, clubs de lectura, entorno profesional,… No pongáis demasiada atención al color, tejido o aspecto de camisas i jerséis, pero llevadlos.

4-      Mochilas. Tal vez no es el más aparente, pero sí es de los más tradicionales. El problema está en que el estilo Nerd que se ha adoptado y se ha puesto de moda en nuestros días no sigue fielmente el estilo Nerd tradicional. Aún así, ya se ha estandarizado y por tanto es igualmente correcto. En su tradicional forma, la mochila ha sido siempre el complemento clave de todo empollón.

5-      Gafas de pasta. El verdadero símbolo del estilo Nerd. No importa el tamaño. Al contrario, cuanto mejor si son bien grandes –incluso grotescas-, parecerán más originales.

actores nerd

El estilo Nerd lo hemos podido observar en la calle pero también en el mundo del cine. Si recordamos a Jaleel White en su famoso papel de Steve Urkel en la serie “Cosas de casa” (Family Matters, 1989), enseguida sabemos a qué nos referimos. También pudimos ver al gran Russell Crowe en “Una mente maravillosa” (A beautiful mind, 2001), interpretando al célebre matemático John Nash, un tímido Nerd preocupado únicamente por sobresalir en su carrera científica. O también en “Un buen año” (A good year, 2006), como Max Skinner, un popular banquero y corredor de bolsa inmerso completamente en alcanzar la cima de su carrera profesional.

Así es, pues, que el estilo Nerd vuelve con fuerza, seguramente para mucho tiempo, pero no hay que olvidar que su variante más tradicional y fiel transgrede muchas de las normas que la moda nos ha ido imponiendo, además de ser incorrecta en el campo protocolario.

Anuncios