Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

Llega el verano, sí, pero también con él llegan las altas temperaturas, la sensación de sofoco, los días interminables… Sin embargo, también en verano hay que trabajar, o cuando no seguro que tendremos algún que otro evento o celebración. Vaya, que ni siquiera el verano nos va a permitir abandonar por completo el traje y optar más por los looks casual veraniegos. Pero tranquilos que os contaré algunas alternativas muy apropiadas para esta época del año a la par que recordaremos qué tendencias marcaron los diseñadores para este verano de 2012.

La realidad es que de haber vivido entre cincuenta y cien años atrás no estaríamos hablando del tema, en parte porque no existiría internet, pero la mayor razón es porque la industria textil no estaría tan avanzada y la mayoría de nuevos tejidos no habrían sido descubiertos. Hoy en día, en cambio, es tanto el conocimiento que tenemos a este respecto que da verdadero miedo la cantidad de tejidos diferentes y de respuestas a todo tipo de necesidades, y que sinceramente llega a saturarle a uno.  Pues bien, he aquí algunos de los tejidos que nos ayudarán a pasar menos caluroso este verano.

En primer lugar está la madre de todos los tejidos: la lana. Puede parecer contradictorio usar la lana para el verano, y sin embargo sea tal vez el mejor. Es relativamente fácil encontrar trajes elaborados a partir de pura lana virgen, tan finos y ligeros pero que puestos sientan igual de bien que cualquier traje de otra época.

traje de lana

En segundo lugar tenemos, como no, el lino, un tejido muy preciado por los diseñadores en sus trajes y muy indicado para su uso en verano. Es ligero y permite que transpire, de modo que reduce el sudor que pudiera provocar cualquier otro traje no adecuado. El único inconveniente es tal vez la facilidad de arrugarse. Los pliegues en codos y rodillas tienen el problema de acortar las perneras y las mangas y, por tanto, desajustarlo de la caída correcta. Por otro lado, muchas opiniones defienden el lino y sus arrugas, pues dicen conferir cierta personalidad que no posee otro tejido. Habitualmente lo encontraremos en colores claros.

traje de lino

Es cierto que existen otros tejidos para la elaboración de trajes, como lo son el algodón, la seda, el cachemir o el mohair. Sin embargo, el algodón ya está bastante extendido y no resulta ninguna novedad y la seda directamente hará incrementar enormemente el coste del mismo y su excesivo brillo puede que no llegue a gustarnos. En cuanto al cachemir y el mohair no dejan de ser pelo de diferente tipo de cabras, de tacto más que suave y ligero brillo. Resultan más caras que las estándar y por supuesto son más delicadas, y por tanto muy poco corrientes.

Hagamos pues ahora una retrospección a las pasarelas del año pasado para recordar qué tendencias nos marcaban para este verano. Por ser tan amplio el tema hemos escogido los diseñadores más destacados de las pasarelas de París, Milán y Nueva York y buscando exclusivamente aquellos diseños que se ajustan a la imagen que este blog pretende difundir. Es decir, que nos centraremos en los trajes de hombre –más o menos formales-, que al final es lo que verdaderamente viste a un gentleman.

El color predominante sin duda fue el blanco, seguido de los tonos crudos y beige y finalmente marrones y verdes. Por supuesto que pudimos ver trajes en otros colores y aunque también los mostraremos su elección es ya muy personal.

Alexander McQueen, por ejemplo, nos propuso sencillos modelos lisos o a cuadros de un mismo tono y con camisa debajo a conjunto. En cambio pudimos observar en la pasarela de Gucci como sus modelos vestían trajes en diferentes tonos chaqueta-pantalón y siempre con cuellos de camisa completamente abiertos. Diseñadores como Armani, Bottega Veneta, Calvin Klein, Dior, DKNY Men, Dolce & Gabbana, Ermenegildo Zegna, Givenchy, Lanvin, Versace o Louis Vuitton, eligieron el cuello cerrado para la mayoría –sino todos- sus trajes, así como también una buena combinación entre prendas que dotan al estilo moderno con un ápice de formalidad clásica ideal.

Cabe destacar que de cada desfile pudimos observar algún que otro detalle curioso si más no, que no es más que un toque personal a la colección, la firma de cada diseñador en su diseño. Así, por ejemplo, nos sorprendió la combinación de traje clásico y deportivas oscuras que lucieron los modelos de DKNY Men, el uso de sandalias en los diseños de Givenchy y Hermès, y los cuellos altos de este último, los atípicos colores que usó Lanvin para sus trajes, el look british que mostraron los modelos de Prada, los diseños anchos para los trajes de Salvatore Ferragamo, o los diseños de Versace con las mangas arremangadas.

alexander mcqueen

armani

bottega veneta

calvin klein

dior

dkny men

dolce & gabbana

ermenegildo zegna

givenchy

gucci

hermès

lanvin

louis vuitton

prada

salvatore ferragamo

versace

Son, como ya hemos dicho, detalles cuando no curiosos, pero en ningún caso aplicables al estilo de vestir del auténtico gentleman. Es muy importante saber observar las pasarelas con ojo crítico, pues nos aporta una gran fuente de información sobre las nuevas tendencias y así poder mantener nuestro armario actualizado, aunque deberemos desechar aquellos detalles que carezcan de estilo y que no son más que meros reclamos publicitarios.

Anuncios